Así se hace la Dento, la lámpara de cerámica japonesa.

Una de las novedades del nuevo catálogo de El Torrent es Dento, un modelo en suspensión en cerámica Raku tradicional de Japón. Hoy os contamos su fascinante proceso de producción, casi siete horas de trabajo artesano en las que intervienen los cuatro elementos de la naturaleza: tierra, agua, fuego y aire.

La cerámica Raku-yaki (楽 焼) es un tipo de arcilla japonesa utilizada en las ceremonias del té. Es un tipo de pasta muy abrasiva por su alto contenido en chamota, pequeñas partículas de cerámica cocida, que impide su manipulación en el torno y hay que trabajarla a mano. Esta es la primera parte del proceso creativo: el moldeado. Una vez conseguida la forma de cuenco de la Dento hay que dejarla secar para luego pintarla con óxidos y esmaltes y cocerla en un horno pequeño a unos 900ºC aproximadamente. Una vez fundidos los esmaltes, cada pieza se coloca en un recipiente con hojas secas o virutas de madera. Debido al alta temperatura del proceso, el humo que se desprende de su combustión penetra en la cerámica y los esmaltes se transforman en metales puros, aportando el color característico de esta cerámica. Para fijar todo el proceso, se sumerge cada pieza en agua. En total, siete horas de trabajo que dan lugar a una pantalla única para una lámpara única que nos acerca a las costumbres japonesas.

El resultado es una lámpara de suspensión delicada fabricada a mano, pieza a pieza. El diseño es de Eloy Puig y luego es Anna-Katharina Fett quien, en su taller, transmite su pasión por la artesanía haciendo de cada pieza una obra de arte única. Colocadas en solitario, en línea o reunidas en una gran base circular, a diferente o idéntica altura, las Dento crean un ambiente fresco, emocional y natural. Raku significa «disfrute» en japonés, así que los buenos momentos están asegurados.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *